Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano, ayer, interviniendo en la presentación del libro en la sede de este organismo multilateral en Madrid. A su izquierda, Jerónimo Saavedra, ex ministro de Educación y de Administraciones Públicas y ex presidente canario, y Antonio G. González, director del Seminario Atlántico. A la derecha de Iglesias, el escritor mejicano Jorge Volpi.

Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano, ayer, interviniendo en la presentación del libro Latinoamérica, laboratorio mundial en la sede de este organismo internacional en Madrid. A su izquierda, Jerónimo Saavedra, ex ministro español y ex presidente de Canarias, y Antonio G. González, director del Seminario Atlántico. A la derecha de Iglesias, el escritor mejicano Jorge Volpi.

 

Joaquín Anastasio (LP/DLP) / Madrid.-

 

Latinoamérica revive en un sinfín de expresiones de desarrollo económico, político, social y cultural y nuevas experiencias en todos los campos, mientras Europa se enroca en sus políticas neoconservadoras que intentan atajar la crisis con medidas que la hunden más en ella. El laboratorio mundial de procesos inéditos de todo orden en que se ha convertido Latinoamérica en los últimos años, con la emergencia también de nuevas potencias mundiales como Brasil, contrasta así con el “desconcierto” europeo frente a su crisis económica e institucional, al que la primera ofrece recetas imaginativas y la experiencia de “aciertos y errores contrastados” del pasado como salida del laberinto.

 

Éstas son las ideas básicas que ayer se desarrollaron en la presentación en Madrid, en la sede la Secretaría General Iberoamericana, del libro que reúne las conferencias, debates y entrevistas del IV Seminario Atlántico de Pensamiento, celebrado en la capital grancanaria en marzo de 2011 y cuya publicación por La Oficina de Arte y Ediciones ha coordinado el periodista Antonio G. González, director del Seminario y, a su vez, jefe de Reportajes de La Provincia/DLP.

 

Con el título Latinoamérica, laboratorio mundial, el libro recoge las aportaciones de economistas, políticos, escritores, filósofos, teóricos sociales y otros especialistas, en las que se indaga sobre el sentido y trascendencia de los movimientos que hacen de Latinoamérica el continente al que mira el resto del mundo por los profundos cambios que se están produciendo a todos los niveles y en el que la crisis aparentemente no está haciendo mella.

 

Sobre esta idea, sin embargo, alertaron ayer durante la presentación del libro algunos de los participantes en el seminario. El propio Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano, advirtió sobre el “exceso de optimismo” que vive el continente, que contrasta con el “exceso de pesimismo” europeo, aunque ponderó “el centrismo” económico ejercido por la mayoría de los países latinoamericanos y el “pragmatismo” hacia el que se tiende cada vez más por sus líderes. 

Por su parte, el escritor mexicano Jorge Volpi señaló también que “no es una verdad incontrovertible que la crisis no esté afectando en absoluto a los países latinoamericanos”.